Lurbel garantiza que su lana merino se obtiene mediante procedimientos éticos
I+D

Lurbel garantiza que su lana merino se obtiene mediante procedimientos éticos

La marca valenciana de prendas técnicas deportivas Lurbel tiene claro que la sostenibilidad debe ser uno de los ejes de las marcas que quieran liderar en innovación. Como una extensión a este principio, Lurbel ha auditado a sus proveedores de lana merino con el fin de asegurarse que los procedimientos de obtención de la lana no comprometen el bienestar animal.

 

La marca tiene claro que su apuesta por ofrecer la máxima calidad en los productos debe convivir con la ética en toda la cadena de producción. En este proceso integral la marca tiene en cuenta parámetros tan diversos como las garantías laborales del equipo que forma parte de la plantilla directa en su planta de fabricación en Ontinyent, donde se fabrican todas sus prendas, su suministro energético (entre un 20-25% de la energía se autoabastece por su planta fotovoltaica propia), y ahora también el tratamiento ético de los animales que proporcionan la materia prima de la colección de lana merino, presente tanto en la colección de ropa primera capa como en la de calcetines.


Sello Mulesing-free merino wool


La controversia en torno al bienestar de la oveja merina en el proceso de obtención de la lana se debe a un agresivo y extendido procedimiento llamado mulesing.


Dado que la oveja merina presenta múltiples pliegues de piel, es vulnerable a diferentes parásitos como la mosca lucilia cuprina. Para evitar su proliferación, los ganaderos mutilan parte de la piel que rodea el ano de los corderos al poco de nacer, por ser uno de los puntos más expuestos a ser caldo de cultivo de esta mosca.


Esta mutilación, que se realiza al vivo causando un gran dolor al animal, permite alisar esa zona de piel una vez se cicatriza evitando que esta mosca deposite sus larvas. Esta práctica atroz está ampliamente extendida en el sector y se sabe que miles de ovejas merino mueren al año por mulesing.